martes, 10 de diciembre de 2013

ILUMINANDO LA NAVIDAD

Hola, hola. Quiero enseñaros algo que he hecho este fin de semana, facilísimo y muy apañado. Vamos, perfecto para el momento que vivimos. Porque aunque la cosa esté muy "achuchá", no hay que renunciar a adornar la casa como se merece en Navidad.

Hace tiempo que guardo en mis tableros de Pinterest (a los que podéis acceder con el enlace que tenéis en el lateral del blog) imágenes de centros de mesa navideños preciosos. De esos que los ves y dices: "Esto lo tengo que probar". Así que me he dedicado a guardar tarritos de cristal de los de yogourt, y este fin de semana pasado me puse manos a la obra. Es sencillísimo. Os cuento:

Necesitais un tarro de cristal (yo he utilizado pequeñitos de yogourt, pero puede ser cualquier tamaño con una forma que os guste. De ello depende el tamaño de la vela). Además, sal gorda, una vela, lazo de tela, o rafia, o cuerda de embalar que le dará un aire más rústico, pistola de silicona caliente y restos de adornos navideños. Si queréis, podéis forrar el envase de las velas pequeñitas con washi tape. Eso ya, al gusto:



Hice tres, dos las regalé y yo me he quedado éste. Pero en cuanto saque mis cosas de Navidad y vea el montón de restos que guardo "por si acaso", haré más, seguro.

No me diréis que no es fácil y caprichoso. Animaros y disfrutad. Un saludo.


3 comentarios: